«

»

oct 18

La importancia del Desayuno

¿Te saltaste el desayuno hoy? Estas son las consecuencias…

Imágenes de escáner cerebrales muestran que si se omite el desayuno, es más probable que se coma alimentos poco saludables durante el día y sea más difícil perder peso.

Un estudio realizado por el Doctor Tony Goldston del Centro de Ciencias Clínicas de MRC en el Imperial College de Londres, presentado el 17-10-2012 en la Sociedad de Neurociencias de New Orleans, encontró que un prolongado ayuno parecía generar una predisposición en ciertas regiones del cerebro a elegir alimentos con mayor contenido calórico cuando finalmente  se accede a la comida; ya que si estás en una situación de balance de energía negativo (hambre), no vas a perder el tiempo buscando alimentos saludables.

Un concepto ampliamente difundido dice que el desayuno es la comida más importante del día. Ahora los neuro científicos nos muestran el por qué. Ellos han encontrado que saltarse la primera comida del día no sólo significará comer más en el almuerzo, sino que el cerebro buscará alimentos altos en calorías, poco saludables. Aquellos que adoptan una dieta que se salta las comidas, a largo plazo frecuentemente terminan subiendo de peso. La persona que adopte una dieta que se salte las comidas, a largo plazo a menudo termina ganando peso.

Calorías atractivas

En el estudio participaron 21 hombres y mujeres de peso normal de una edad alrededor de 25 años. Durante la investigación llevada a cabo durante dos días, se les mostraron fotografías de alimentos ricos en calorías mientras se les colocaba en un escáner de imágenes de resonancia magnética funcional (MRIf); pidiéndoles que calificaran qué tan atractivos les parecían los alimentos que les mostraban, que incluían chocolate, pizza, vegetales y pescado.

A partir de los análisis de las imágenes de escáner de los participantes y las observaciones de cuánto comieron en el almuerzo, se encontró amplia evidencia que el ayuno hace que las personas tengan más hambre.

En el primer día, se pidió a los voluntarios que no desayunaran antes de tomarles el escáner. En el segundo día se les dio un desayuno de 750 calorías consistente de cereal, pan y mermelada, una hora antes de tomarles el escáner.

Dos días después de tomarles las imágenes de escáner, se les brindó un almuerzo a los voluntarios en el que podían consumir todo lo que desearan. Según los investigadores, el saltarse el desayuno provocó que el cerebro produzca una “predisposición” hacia los alimentos ricos en calorías; mostrando que cuando una persona no desayunaba su cerebro cambiaba la forma ellos respondían hacia los alimentos ricos en calorías, pero no hacia aquellos bajos en calorías.

Las imágenes de escáner mostraron que la región del cerebro que se cree está involucrada en la atracción a los alimentos -la corteza orbito frontal-, se volvía más activa cuando el estómago estaba vacío. Además, los individuos que no habían desayunado comieron 20% más calorías cuando se les ofreció el almuerzo al final del día.

“Gravitación”

El ayuno prolongado, dicen los científicos, parece crear una tendencia para que ciertas regiones del cerebro “graviten” hacia alimentos grasos y ricos en calorías cuando la persona finalmente recibe comida.

Una razón por la que es tan difícil perder peso cuando se salta el desayuno es porque se incrementa la atracción de los alimentos ricos en calorías. La investigación muestra que el desayuno calma el apetito, manteniéndonos “disciplinados”, pues está vinculado a los niveles estables de azúcar en la sangre.

Los investigadores planean investigar en el futuro cómo la obesidad afecta este mismo sistema en el cerebro.

La conclusión final de la noticia sobre esta investigación es que no es recomendable saltarse el desayuno y que es aconsejable mantenernos enfocados en evitar ingerir alimentos poco saludables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>